¡Ya llévanos Diosito! “Influencers” invaden Chernobyl para sacarse fotos


Con el reciente éxito de la serie Chernobyl el correspondiente “tren” que ha generado, decenas de influencers están yendo a la zona contaminada para hacerse fotos.

Como si los tiempos de Internet y los ominosos “tren del mame” no fueran ya suficientes, ahora una nueva controversia se desata en redes sociales con la reciente tendencia de los llamados “influencers” de acudir a la peligrosa zona contaminada de Chernobyl a sacarse fotos porque ahora todo mundo está hablando de ella.

Un reporte de el diario español El País asegura que el efecto ha sido provocada por la exitosa serie de HBO del mismo nombre, “Chernobyl”, que es una serie documental sobre el desastre histórico que cimbró a la escena mundial en 1986 y afectó la vida de miles de habitantes al Norte de Ucrania cuando aún existía la Unión Soviética.

Ahora usuarios de redes sociales, principalmente aspirantes a volverse “influencers” o generar cierto capital en redes sociales se han vertido a la zona, que se encuentra deshabitada y ha sido prohibida para los visitantes por los restos de contaminación radioactiva que permanecerá por cientos de años, a tomarse fotos.

Por supuesto que el detalle ha provocado la indignación de varios seguidores que reprueban que la gente tome este tipo de riesgos por algo de fama digital.

View image on Twitter
View image on Twitter
View image on Twitter
View image on Twitter

lettipop@lettipop

si buscáis las fotos por ubicación Chernobyl en Instagram os podéis encontrar este tipo de cosas5,5935:34 AM – Jun 6, 20192,133 people are talking about thisTwitter Ads info and privacy

Ya sea frente a las edificaciones abandonadas por el desastre de Chernobyl, junto a animales que deambulan por la zona o hasta semidesnudos,los jóvenes aprovechan su estadía para inmortalizar imágenes que, más que ‘likes’, vienen generando controversia entre los usuarios de Internet.

Basta una breve búsqueda del término “Chernobyl” en Instagram para encontrar a varios de estos confundidos jóvenes que aspiran a la fama digital con sus placas tomadas junto a la infraestructura abandona, sin temer por los estragos que pueda causar en su salud.

Para viajar a la zona se necesita un permiso especial –que solo tienen residentes y trabajadores– por lo que los turistas deben visitarla en un tour que proporciona mascarillas y dosímetros para medir la radiación. Al parecer, tras la emisión de la serie, la contratación de estas visitas ha aumentado un 30% y las reservas de cara al verano han crecido un 40% respecto al año anterior.

Las imágenes han despertado una indignación similar a las tomadas por otros tantos instagramers en campos de concentración como Auswitch y su difusión en redes sociales ha provocado que algunos hayan tenido que eliminarlas tras el alubión de críticas e insultos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.