Cine Santa Ana, en la memoria de tlaxcaltecas

Cientos de tlaxcaltecas recuerdan momentos inolvidables con solo escuchar el nombre de Cine Santa Ana, inmueble que fue el más grande e importante en el estado, que actualmente perdura en la memoria de los pobladores.

A pesar de que el recinto tiene más de 15 años de haber cerrado sus puertas, muchos pobladores lo recuerdan con nostalgia, pues fue una magna obra en Chiautempan, a tal grado que logró desplazar al cine Victoria en Apizaco.

El Cine Santa Ana fue construido por el extinto empresario chiautempense Enrique Temoltzin Rocha, inaugurado el 21 de abril de 1962 y el obispo Luis Munive y Escobar fue el encargado de bendecir el lugar para tener éxito y prosperidad.

En ese tiempo, la noticia fue dada a conocer en las páginas de El Sol de Tlaxcala y causó furor, de ahí que atrajo la curiosidad de pobladores de diversos municipios y estados.

En esa época, ese espacio era el más grande e importante en la entidad, pues contaba con una capacidad para dos mil 400 personas sentadas comodante en butacas, las que disfrutaban de las películas más taquilleras en una pantalla panorámica y un recinto que contaba con las mejores condiciones visuales y sonoras.

Fue edificado en la esquina de la calle Ignacio Picazo Norte y Centenario, pero antes de su construcción existía en Chiautempan el cine-teatro Hidalgo, mejor conocido como “pulguitas”, el cual era pequeño e incómodo, comparado con la lujosa sala que puso en pie el también fundador de la fábrica “La Luz”, la más importante en el municipio sarapero en esos años.

La visión del empresario era que en Chiautempan existiera un cine similar a los de la Ciudad de México o Puebla, de ahí que no escatimó en gastos y contrató a un arquitecto especialista en este tipo de construcción y logró su objetivo.

Al respecto, el cronista municipal de Chiautempan, Sixto Ipatzi, señaló que los asistentes hacían largas filas para entrar a la sala, las cuales tenían una distancia de unas dos o tres cuadras, pues llegaban hasta las instalaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social.

RECUERDOS

Actualmente el extinto Cine Santa Ana, que permaneció vigente por unos 40 años, solo queda en la memoria de muchos tlaxcaltecas que asistieron, acompañados de su familia, amigos o pareja y que les trae a la memoria momentos inolvidables.

Al respecto, Lourdes Peña, originaria de Chiautempan, recordó que “iba al cine con mi familia, en esa época había permanencia voluntaria, podías quedarte a ver la película, solo que era la misma cinta, recuerdo que, aunque era muy grande, había días en que las personas se quedaban en los pasillos porque ya no alcanzaban butaca”.

Por otro lado, Alejandro Vázquez, oriundo de Amaxac de Guerrero, refirió que “fui pocas veces al cine porque no era muy accesible el costo de la entrada, iba con mayor frecuencia al cine Victoria en Apizaco, pero creo que muchos conocimos el de Santa Ana por lo novedoso y moderno que fue”.

El cierre de este espacio se especula que fue por el desarrollo de las tecnologías con la aparición de las videocaseteras y, más adelante, el disco compacto, por lo que las familias optaron por ver películas en su hogar.

Hasta el momento, las instalaciones que albergaron la magna obra son ocupadas por una cadena comercial de electrodomésticos y blancos, entre otros, mientras que en la parte superior se encuentra un centro religioso.

LAS MÁS TAQUILLERAS

El cine ofrecía dos funciones al día y en algunas ocasiones contaba con matiné, pero todas las películas que presentaba tenían que ser éxitos rotundos en el mundo cinéfilo. Entre las cintas más taquilleras fueron las de artes marciales que protagonizó Bruce Lee, las de Pedro Infante, Kalimán y Los 10 Mandamientos, por mencionar algunas.

Mencionó que la transmisión de los filmes permitió a los tlaxcaltecas conocer la cultura de otros estados y países, pero también impuso “modas”. Muchos jóvenes comenzaron a comprar sus ‘chacos’ para practicar al estilo de Bruce Lee, pero también recuerdo que con la película La Banda de los Panchitos, surgieron agrupaciones que peleaban entre ellos por el territorio o novias, las más sonada fueron los Panchitos, los Conchos y los Escorpiones”, precisó.

PRESENTÓ A LOS MEJORES ARTISTAS

El popular Cine Santa Ana también fue empleado como un centro de espectáculos, por lo que ofrecía una gran variedad artística.

Organizaban funciones de box y lucha libre, pero también se presentaron los mejores artistas como José Alfredo Jiménez, Silvia Pinal, María Victoria, Humberto Elizondo, Óscar Athie y La Sonora Santanera, entre otros.

EL LUJOSO CINE

  • El Cine Santa Ana contaba con una pantalla panorámica de 35 metros de ancho, dos plantas con sanitarios en cada una, un proyector de última generación, juego de cortinas, fuente de sodas y un espacio para fumar.

40 Años, permaneció vigente el Cine Santa Ana

Todas las películas que se presentaban en el cine tenían que ser éxitos rotundos en el mundo cinéfilo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.