Piel cultivada, una esperanza para víctimas con quemaduras

El tratamiento de las víctimas con quemaduras es laborioso y costoso, el trabajo inicia en los laboratorios donde se lleva a cabo el cultivo de piel pero continúa con injertos en los afectados.

  • Un pedazo de piel cultivada en un laboratorio representa una esperanza de vida para quienes han sufrido quemaduras graves.

El “gran quemado” es que aquel que posee quemaduras de segundo o tercer grado en el 70% de su cuerpo y los bancos de epidermis son pieza clave para pacientes con ese diagnóstico.

Cuando el paciente no cuenta con espacios de piel saludable, para cortar e injertar, se puede recurrir a piel donada, de algún cadáver.

Se necesita piel cadavérica, se necesita el cultivo de piel en estos bancos de piel, porque en el gran quemado por ejemplo, tienes que hacer injertos. Si no tienes piel sana en un paciente gran quemado, para poderle poner de su misma piel” platicó Ricardo Camacho, director de la Fundación Michou y Mau

Instituciones como la Secretaría de Salud federal y el IMSS cuentan con personal y sitios para cultivar el órgano más grande y vulnerable, como lo es la piel.

  • Su servicio está siendo vital, para salvar la vida de heridos, tras la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.