7 reglas de moda que debes romper cada vez que puedas

Algunas reglas se hicieron para romperse y, en el caso de la moda, eso te pueden ayudar a verte mucho mejor.

Todo el mundo sabe que hay algunas reglas que no tiene ningún sentido seguir, que fueron hechas en un tiempo completamente diferente pero que, en la situación actual, ya no aplican y evitan que vivas tu mejor vida. O que te conviertas en el adulto exitoso, autosuficiente y cool que siempre habías querido ser, de esos que cuando los ves en la calle te preguntas como es que lo logran.

La moda tal vez no te parece el tema más importante o interesante del mundo, pero la realidad es que deberías estar un poco más interesado. “Como te ven te juzgan” y para la mayoría de las personas, tu apariencia dice mucho de ti y puede ser la excusa para no darte el trabajo, no aceptar una segunda cita, para correr en dirección opuesta si te ven acercarte o para quedar convencidos de que eres la persona más cuadrada y aburrida que jamás haya pisado la Tierra.

¿Tu crees que Jason Momoa se va de jeans y botas a las alfombras rojas porque no le importa? Te tenemos noticias, sí le importa y cada elemento que se pone es para reflejar su personalidad y su filosofía de vida, y para desarrollar su sello personal en temas de estilo. Y ese es el trabajo de la moda (y la principal razón por la que debes saber que a veces es mejor olvidarte de las reglas).

En la moda, como en la vida, hay reglas. La mayoría fueron diseñadas para que no te veas como un payaso ridículo en tu día a día (o para que no llegues a la oficina en pijama), pero hay algunas que son anticuadas y ya no valen, y los expertos (aka todos esos hombres a los que aspiras a ser, desde Jonah Hill hasta David Beckham) no dejan que las reglas los detengan de hacer exactamente lo que quieren.

Hay algunas reglas que, si las rompes, te pueden ganar una visita a la prisión más cercana, pero hay otras que se hicieron para romperse. Alexander McQueendijo alguna vez que tienes que conocer las reglas para poder romperlas, así que, para que ya no tengas pretexto, aquí están algunas de esas reglas que ya nadie sigue y te hacen ver bastante anticuado.

No puedes usar trajes sin calcetines

La regla era que debías usar zapatos formales y calcetines neutros con tu traje, pero eso ha cambiado, ahora puedes usar el pantalón un poco más corto y ponerte tenis o loafers que no necesitan calcetines (o por lo menos no nos que se puedan ver). Y, en especial en los meses de verano, usar traje sin calcetines se puede ver muy bien. Solo no vayas a ponerte Crocs con tu traje.

Nunca uses camisas sin mangas

Las camisas sin mangas siempre han tenido una mala reputación, si no tienes cuidado, te puedes ver como un mesero, pero eso no tiene que ser el caso si sabes elegir. El largo de la manga, el corte y patrón de la camisa son importantes, pero el mundo nos ha demostrado una y otra vez que una camisa hawaiana puede funcionar si la combinas con los elementos correctos.

El azul, el negro y el café no se mezclan

Hace unos años era impensable combinar azul y negro o negro y café, pero ahora que sabemos un poco más y hemos avanzado como civilización, el negro, el azul y el café son neutros que se pueden combinar, solo debes poner atención en el tono y los lugares en los que incluyes estos colores. Un saco azul con solapa negra siempre se ve elegante.

Limítate a un patrón en tu ropa

Todo tiene un límite, pero eso no significa que solo puedas usar un patrón a la vez, tienes que tener cuidado para que no parezca que te explotó un arcoíris. Pero hay patrones que se llevan bien y que puedes usar juntos con moderación, como cuadros y puntos o distintos tipos de flores.

Solo puedes usar negro, gris o azul en los trajes formales

Aunque para la oficina esos son colores básicos, hay otros como el vino, el verde o hasta los trajes de patrones que también funcionan. El más claro ejemplo de esto es Eddie Redmayne, quien suele aparecer con trajes coloridos en la alfombra roja.

No te vistas mejor que tu jefe

Si tu jefe se viste mal, tú no tienes por que hacer lo mismo. No hay ninguna ley que diga que verte mejor que los demás esté mal, así que no dejes que los trajes feos y camisas percudidas de tu jefe arruinen tu estilo. Tal vez hasta lo vas a inspirar a esforzarse un poco más.

Los hombres no usan rosa

Los hombres pueden usar rojo, rosa, morado, azul, amarillo o el color que quieran. Los colores son colores y no tienen nada que ver con tu género, tu preferencia sexual o qué tan masculino eres, así que tenerle miedo a una camisa rosa es una tontería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.