Tu autoestima puede variar según tu edad, según estudio

La autoestima de las personas está relacionada con su edad, o al menos eso sugiere un estudio de la Asociación Americana de Psicología (APA por sus siglas en inglés).

Tras analizar 331 estudios previos sobre autoestima, los expertos en psicología proponen que ésta no es de ninguna manera una característica inmutable de los individuos, sino que por el contrario, el aprecio por sí mismos varía a lo largo de la vida, logrando determinar lo siguiente:

  • Infancia

Durante los primeros años de la infancia los niños muestran importantes avances sociocognitivos, sin embargo, estos mismos avances pueden comprometer su autoestima, debido a que los infantes no pueden distinguir entre lo real y lo ideal. No obstante, después de los ocho años de edad, los niños mejoran su perspectiva de relación con el entorno.

  • Adolescencia

En la transición de la infancia a la adolescencia temprana es decir, alrededor de los 11 a 13 años la autoestima disminuye, algunas posibles causas son la transición educativa de la escuela primaria a la secundaria, así como los muchos cambios físicos, emocionales y sociales asociados con la pubertad.

Aunque los especialistas aún no tienen del todo claro si la autoestima disminuye en los primeros años de la adolescencia; sí es posible saber que después de los 15 años la autoestima comienza a recuperarse, esto puede explicarse por el aumento de la autonomía personal, la sensación de control y las mayores posibilidades de elegir amigos.

  • Adultez

Los expertos afirman que en la adultez se desarrollan rasgos de personalidad más maduros, especialmente durante la edad adulta temprana. La razón es que los individuos asumen muchos roles sociales, por ejemplo, el de pareja,  padre,  empleado, entre otros; y estos implican determinado comportamiento que se aspira a cumplir.

Algunos aspectos que se desarrollan son la conciencia sobre los hechos, la amabilidad y la estabilidad emocional, es decir, las características de la personalidad madura. Dado que la mayoría de los individuos están comprometidos a satisfacer estas expectativas, muchos individuos mejoran gradualmente estos rasgos.

  • Vejez

El estudio sugiere que durante la tercera edad la autoestima ya no aumenta, y por el contrario disminuye, porque la vejez a menudo implica la pérdida de roles sociales como resultado de la jubilación y posiblemente la viudez. Además, el envejecimiento a menudo provoca cambios en otras posibles fuentes de autoestima, como las relaciones sociales, el estatus socio-económico, las capacidades cognitivas y la salud.

¿Qué pasa con la autoestima?

La autoestima se define como la evaluación que hace un sujeto sobre su valor como persona. La APA indica que el aprecio por sí mismo es una construcción propia que no refleja necesariamente las características objetivas de cada individuo, o cómo es visto por los otros.

Los estudios de investigación también han examinado otros factores que pueden modificar la autoestima, como: el estatus socio-económico, las relaciones sociales y los eventos de la vida.

También se sugiere que la autoestima es realmente importante en la vida de las personas, ya que existe evidencia que indica que la autoestima tiene consecuencias positivas en la vida de los seres humanos e influye en el éxito y el bienestar de las personas en diferentes aspectos de su vida, por ejemplo en sus relaciones sociales, la escuela, el trabajo y su salud física y  mental.

El aumento de la autoestima se vuelve más pequeño durante la edad adulta media. Una buena autoestima mejora el funcionamiento de las personas en sus roles sociales. Una buena autoestima puede evitar la aparición de trastornos depresivos. La autoestima realmente importa para la vida de las personas. La autoestima influye en el éxito y el bienestar de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.